ANTECEDENTES: LA ACADEMIA DE SANTA BÁRBARA

En España, el primer intento por crear una Academia de las artes del diseño, pintura, escultura y arquitectura, siguiendo el modelo de las academias como instituciones científicas, literarias o artísticas establecidas con autoridad pública, tuvo lugar en 1726 y si bien no llegó a materializarse en un primer momento, sí que se concretó unos años más tarde, en 1752, al fundarse en Madrid la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, bajo la protección del monarca español.

Como consecuencia de esta iniciativa, al año siguiente, los hermanos Vergara, al frente de un grupo de artistas, solicitaron permiso al rey Fernando VI para fundar en Valencia una Academia de Pintura, Escultura y Arquitectura, a la que bautizaron con el nombre de Santa Bárbara, en homenaje a la esposa del monarca, Doña Bárbara de Braganza.

La Academia de Santa Bárbara, nacida el 7 de enero de 1753, se instaló en el inmueble de la Universidad Literaria, ocupando tres aulas cedidas por el Ayuntamiento de Valencia, gracias a las gestiones efectuadas por el Marqués de Jura Real y D. Francisco Navarro Madramany, a la sazón regidores de la ciudad.

Su vida fue breve ya que tras fallecer el monarca, la Academia de Santa Bárbara, quedó sin ayuda económica y por ese motivo tuvo que disolverse en 1761.

 

LA REAL ACADEMIA DE SAN CARLOS

En 1762, tuvieron lugar en Valencia las primeras iniciativas para fundar una nueva academia, continuadora de la anterior (Academia de Santa Bárbara) que, como hemos apuntado, se vio obligada a disolverse por falta de recursos. Como consecuencia, el 25 de enero de 1765 se creó una Junta Preparatoria para elaborar los Estatutos

Finalmente, tras la aprobación de los Estatutos y con el voto favorable de la Real Academia de San Fernando, el 14 de Febrero de 1768, se creó la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, por Real Despacho del Rey Don Carlos III.

En principio, la nueva Academia ocupó las mismas aulas de la Universidad en las que había desarrollado su función docente la Academia de Santa Bárbara. Más tarde, en 1850 y por necesidades de espacio, se trasladó al antiguo Convento del Carmen. Allí permaneció hasta 1946, año en que se ubicó en el Palacio de San Pío V, en virtud de contrato de permuta firmado con el Ejército en 1942. Desde entonces y hasta el día de hoy, la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos comparte edificio con el Museo Provincial de Bellas Artes.

La Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, es hoy una corporación cultural de interés público, sin finalidad lucrativa, con personalidad jurídica propia y que tiene por objeto el fomento de las Bellas Artes en todas sus ramas y expresiones, y entre cuyas actividades están las de conservar, estudiar, restaurar y aumentar sus colecciones de obras de arte. Está asociada al Instituto de España desde el 1 de diciembre de 1987.

Según el artículo 62 de la Constitución Española de 1978, el Alto Patronazgo de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos, le corresponde a Su Majestad el Rey.

Por decreto de 12 de junio de 1989 de la Generalitat Valenciana, la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos está reconocida como primera institución consultiva de la Comunidad Valenciana.

En 1991 la Generalitat Valenciana y la Academia suscribieron un Convenio de Colaboración que permite a ésta atender a sus necesidades institucionales.

Actualmente se rige por los Estatutos aprobados por Orden de 29 de Mayo de 1998, de la Consellería de Cultura y Educación de la Generalitat Valenciana (D.O.G.V. de 16 de Junio de 1998) y por un Reglamento de régimen interior aprobado el 9 de mayo de 2000 por la Junta General de la Academia.

Desde 1915 la Academia edita la revista científica Archivo de Arte Valenciano cuya publicación, de carácter anual, se ha convertido en su señal de identidad y portavoz intelectual. Además la Real Academia de Bellas Artes sostiene a su cargo diversas colecciones de libros: Colección “Donaciones”, Colección ”Archivos & Investigaciones” y ”Cuadernos de la Real Academia”.

Hoy la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos se compone de 31 académicos numerarios con voz y voto y se estructura en las cinco secciones siguientes:


Pintura, Grabado y Dibujo


Escultura


Arquitectura


Música


Artes de la Imagen


Además, se integran también en la Corporación: Los académicos de honor, los académicos correspondientes y los académicos supernumerarios.

Los órganos rectores de la Academia son la Junta General (compuesta por todos los académicos de número) y la Junta de Gobierno (constituida por: presidente, vicepresidente, secretario general, tesorero, conservador y bibliotecario) elegida entre los académicos de número.